Desde el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) queremos saludar y brindar un homenaje a los hombres y mujeres de mar y a sus familias. Hoy más que nunca, reconocemos su enorme esfuerzo por mantener vivo el compromiso de continuar con la lucha para lograr la recuperación de la Marina Mercante Argentina, tanto de Ultramar como Fluvial, así como por la preservación de nuestros recursos ictícolas para una Industria Pesquera Argentina sustentable y responsable.

La celebración del Día del Marino Mercante es muy significativa porque nos permite reconocerles a los trabajadores su gran aporte al desarrollo del país.

Celebramos este día en conmemoración de la creación de la Escuela de Náutica, fundada por Manuel Belgrano, entonces secretario del Real Consulado de Industria y Comercio de Santa María de los Buenos Aires, el 25 de noviembre de 1799, con el objetivo de brindar a los jóvenes una “carrera honrosa y lucrativa”: la de Marino Mercante. Hacía ya 4 años que Belgrano insistía con la creación de la Escuela Náutica y la necesidad de contar con una Flota Mercante propia.

El primer director de la Escuela fue el ingeniero Pedro Antonio Cervino, quien ganó su puesto por concurso de antecedentes. Juan Alsina, piloto mercante de carrera, lo acompañó como vicedirector. Las clases comenzaron a dictarse en el Real Consulado y su primer buque escuela fue el Bergantín Goleta San Francisco Xavier.