El astillero paraguayo La Barca del Pescador ya tiene listo y en el agua el portacontenedores fluvial más grande que haya operado en la hidrovía e, incluso, el de mayor envergadura mundial para la navegación en ríos.

El anuncio, informó Última Hora, fue hecho por el presidente del astillero, Guillermo Ehrecke, quien señaló que “acabamos de botar al agua el buque. Ahora solo falta el proceso de alistamiento que llevará alrededor de un mes y medio con trabajos de terminación a bordo, a fin de que empiece a operar”.

Precisó que la nave tiene 120 metros de eslora, 30 metros de manga y 2.700 toneladas de peso y cuenta con 720 TEUs de capacidad de transporte.

Asimismo, Ehreck explicó que es un buque que transportará contenedores con carne que exporta Paraguay, como también electrónica, electrodomésticos y artículos importados que requieren un transporte seguro para su traslado.

Ehrecke resaltó que este es el buque más grande que va a navegar la hidrovía Paraguay-Paraná para el transporte de contenedores, según sostuvieron los holandeses que son los diseñadores del proyecto y dueños de la nave. “Es el buque más grande de uso fluvial que se haya construido en todo el mundo hasta hoy. Me dijeron que van a pedir que Guinnes venga a registrar este hecho”, enfatizó.

Agregó que este buque también podrá navegar en la costa del mar para llevar los contenedores a Brasil o Montevideo, no así para altamar.

En tanto, el empresario subrayó que el buque fue construido totalmente en el astillero paraguayo, sosteniendo que el casco fue traído de China, pero la parte más importante, compleja y sofisticada de su construcción fue fabricada en el astillero. “Ya está todo a bordo. El buque tiene dos motores Caterpillar de 1.500 HP cada uno de potencia y 3.000 en total que le permiten mover esa carga de 720 contenedores”, enfatizó.

Por último, Ehrecke hizo hincapié en que es el buque de mayor envergadura que se haya construido en la historia del Paraguay y el más grande que va a llevar y traer contenedores desde el Río de la Plata. Apuntó también que los dueños del buque son de la empresa Concordia, quienes vinieron a invertir en el país por la confianza que les genera. La inversión en este proyecto estuvo bordeando por los US$12 millones.

Fuente: Mundo Marítimo