La Estrella Polar es la estrella más cercana al eje de la tierra en su prolongación Sur-Norte. Es por este motivo que nos indica el norte verdadero y de ahí su gran importancia a la hora de orientarnos.

Todas las estrellas excepto la Estrella Polar son circumpolares, es decir, giran alrededor del eje de la tierra teniendo su centro en la propia Estrella Polar. Al igual que el Sol y el resto de planetas, las estrellas giran de este a oeste, tardando 24 horas en hacer un giro completo. Por este motivo, cuando observamos por la noche esta estrella, podremos ver como todas las constelaciones van girando con el paso de las horas a su alrededor, manteniéndose la Estrella Polar siempre en su posición.

Estrella polar en el eje de la tierra

La Estrella Polar es una de las siete estrellas que forma parte de la constelación Osa Menor, siendo la estrella más brillante de estas siete y posicionándose a la cola de ellas.

La Estrella Polar es un astro visible solo desde el hemisferio norte. En el hemisferio sur es la constelación Cruz del Sur la utilizada para posicionarse, indicando el sur verdadero.

¿Qué utilidad tiene la Estrella Polar?

Como ya hemos comentado la Estrella Polar nos indica el norte y está situada a menos de un grado del norte verdadero.

Otra de las virtudes de la Estrella Polar y quizás la más importante es su altura. La altura de esta estrella en relación al observador (a nivel del mar) nos da la latitud en la que nos encontramos.  No tenemos más que con un sextante medir en grados el ángulo que forma la Estrella Polar y la línea del horizonte y podemos conocer bastante exactitud la latitud en la que nos encontramos.

Si el observador se encuentra en la línea del ecuador, la Estrella Polar estará situada en la línea del horizonte y si estamos observando en el Polo Norte, la Estrella Polar estará situada justo encima de nuestra cabeza. Si desde el Polo Norte vamos bajando en latitud, la Estrella Polar irá bajando también en altura.

El poder conocer nuestra latitud es lo que nos lleva a que sea la posición y no la orientación la que ha sido verdaderamente importante en la historia de la navegación hasta la aparición de los GPS. Para orientarse ya se hacía uso de la rosa de los vientos, brújula o compás y por supuesto del Sol que nos orientaba cardinalmente.

La Osa Mayor y como encontrar la Estrella Polar

La Osa Mayor es una de las constelaciones más conocidas del hemisferio norte y es visible durante todo el año. Es conocida por todos con el nombre de “El Carro” por su forma, que también se asemeja al de un cazo.

Merak, Dubhe, Phad, Megred, Alioth, Mizar y Alkaid son las siete estrellas que forman la Osa mayor.

Tanto la Osa Mayor como la Osa Menor tienen forma de cazo o carro, siendo de mayor tamaño y más fácil de localizar la Osa Mayor.

A través de la Osa Mayor podemos localizar fácilmente la Estrella Polar y por tanto la Osa Menor. Para ello prolongamos una línea recta imaginaria desde la parte de atrás del dibujo del “carro” es decir, desde las estrellas Merak y Dubhe trazamos una distancia de más o menos cinco veces la distancia entre éstas, lo que nos llevará a localizar la Estrella Polar con bastante exactitud.

Fuente: Diario Unión del Marino