Durante la ceremonia también se recordó al joven Matías Montivero, quien perdió su vida a mediados de abril, tras caer del buque arenero “Iris”, que colisionó con el buque “Macheras”, a la altura del kilometro 158,5 del Río Paraná.

Ayer se llevó a cabo el acto en conmemoración a las víctimas de la tragedia del buque Río Turbio, al cumplirse cuatro años del trágico hecho.

El mismo, tuvo lugar en el playón del edificio de Prefectura Naval Argentina, y contó con la presencia de miembros del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo; del Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (SICONARA) y el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU). Familiares, allegados y  compañeros de las víctimas del hundimiento del buque, como así también familiares y amigos de Matías Montiveros, se hicieron presentes en ese sitio.

La ceremonia fue encabezada por el Capellán del Instituto de Formación de Prefectura Naval, Padre Francisco Roverano, y el Padre Lucas de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima. En presencia de un importante número de concurrentes, se rezó por el Capitán Fluvial Gustavo Caracciolo; 1er Oficial Fluvial Ramón Rodríguez; Jefe de Maquinas Felipe Aguirre; los Marineros Marcelo Córdoba, Luciano Luna y Cristian Marmet y el Auxiliar de Maquinas José de la Fuente Sequeira. Asimismo, se recordó al joven Matías Montivero, quien perdió su vida a mediados de abril, tras caer del buque arenero “Iris”, que colisionó con el buque “Macheras”, a la altura del kilometro 158,5 del Río Paraná.

Posteriormente,  la ceremonia se trasladó a orillas del río, donde varios grupos de familiares cargaron las ofrendas florales en una embarcación de Prefectura Naval, para luego arrojarlas en el medio del Paraná de las Palmas.

Sobre el Accidente del buque “Río Turbio”

El hecho tuvo lugar en la madrugada del sábado 12 de mayo de 2012, a la altura del kilómetro 101 del río Paraná de las Palmas, en Zárate. En el lamentable episodio, murieron siete tripulantes del “Río Turbio”, cuya embarcación fue impactada por el remolcador paraguayo “Ava Payagua”. En la misma madrugada de ese sábado de mayo se desplegó el equipo de emergencias de Prefectura Naval Argentina que logró rescatar a uno de los tripulantes del arenero en estado de hipotermia, luego de haberse arrojado al río.
El remolcador de empuje “Ava Payagua”, de bandera paraguaya (y de 32 metros de eslora), navegaba cargado con containers cuando chocó al buque arenero (de 82,72 metros de eslora).
El Río Turbio terminó hundido, y el buque paraguayo quedó semisumergido a la altura del kilómetro 103,300.

Epígrafes:

0607- Padre del Matias Montiveros