Mons. Paul Hinder, Vicario Apostólico de Arabia del Sur, desmintió este lunes los rumores sobre la crucifixión del P. Tom Uzhunnalil, difundidos en varios medios de prensa, y señaló que el sacerdote salesiano sigue secuestrado por el grupo terrorista que el 4 de marzo atacó el albergue de las Misioneras de la Caridad en Aden (Yemen).

Citando al Arzobispo de Viena (Austria), Cardenal Christoph Schönborn, durante la Vigilia de Pascua, varios medios de prensa informaron que el P. Tom había sido crucificado el Viernes Santo por los terroristas islámicos.

Sin embargo, el Purpurado austriaco tuvo que rectificar sus declaraciones y reconocer que todo había sido una mala información dada por el Arzobispo de Bangalore (India), Mons. Bernard Moras.

En declaraciones dadas a ACI Prensa, Mons. Hinder señaló este lunes que “tengo fuertes indicaciones de que el P. Tom está todavía vivo en manos de los secuestradores”. En ese sentido, descartó los rumores sobre la crucifixión del sacerdote.

El Vicario, quien sigue de cerca el proceso para lograr la liberación del sacerdote, dijo que “ciertos medios en la India son demasiado nerviosos y curiosos y no son conscientes de que (con estos rumores) están jugando con la vida del P. Tom”.

La semana pasada el portavoz de la Inspectoría Salesiana de la India en Bangalore, P. Mathew Valarkot, pidió detener esa “engañosa” difusión de rumores de que el P. Tom iba a ser crucificado el Viernes Santo, y más bien exhortó a seguir rezando para que Dios proteja al sacerdote.

El P. Tom fue secuestrado el 4 de marzo luego que terroristas islámicos atacaran el convento de las Misioneras de la Caridad en Aden (Yemen). Según el relato de la hermana Sally –única sobreviviente de la masacre-, al escuchar los gritos del ataque, el sacerdote salesiano consumió todas las hostias consagradas y disolvió la Forma. Un vecino del lugar vio cómo los terroristas se lo llevaron en su auto.

Fuente: Aciprensa