El domingo 7 de junio por la tarde el Papa Francisco recibió en audiencia privada a la Señora Cristina Fernández de Kirchner, Presidenta de la República Argentina. Según informa el Padre Federico Lombardi, director general de Radio Vaticano y de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, ambos mantuvieron una conversación muy cordial que duró, más de una hora y media en el Estudio del Papa que se encuentra en el Aula Pablo VI de laCiudad del Vaticano.

Una vez más la Presidenta argentina manifestó al Santo Padre el afecto y la cercanía del pueblo de su país por lo que pidió su bendición para todos sus compatriotas.

Al término de las conversaciones, en una pequeña sala cercana al lugar de este encuentro, el Papa Francisco saludó a la numerosa delegación que acompañaba a la Presidenta en este viaje que prosigue este lunes con su participación en la Conferencia de la FAO, con encuentros con las autoridades italianas y, en fin, con la visita a la Expo de Milán.

La Señora Fernández de Kirchner entregó al Papa Francisco como dones un gran cuadro del Beato Obispo Mártir Oscar Arnulfo Romero, obra del artista argentino Eugenio Cuttica; el libro de Alberto Methol-Ferré – autor muy apreciado por el Santo Padre – titulado: “Los estados continentales y elMercosur”; una edición del famoso poema nacional “Martín Fierro” – que en diversas ocasiones el mismo Pontífice citó en sus discursos –; dos bajorrelieves para no videntes, con su título en Braille, que representan a laVirgen de Luján y el retrato del Papa Francisco; una cesta con productos gastronómicos típicos argentinos y un importante volumen sobre el Patrimonio arquitectónico argentino, publicado con ocasión del Bicentenario.

Por su parte, el Papa Francisco donó a la Presidenta de Argentina la reproducción de un hermoso icono ruso del siglo XI, que representa a la “Virgen de la ternura”.

Se trata de la quinta vez  que la Presidenta argentina se encuentra con elObispo de Roma, contando también la ocasión en que lo saludó con motivo de la inauguración de su Pontificado.

Fuente: Radio Vaticano