El Santo Padre Francisco comenzó sus actividades públicas esta mañana a las 9.00, recibiendo en audiencia, en el estudio del Aula Pablo VI del Vaticano, a los organizadores y patrocinadores del “Concierto por los pobres”.

En efecto mañana, a las 18.00, en el Aula Pablo VI tendrá lugar el concierto del Coro de la Diócesis de Roma para sostener las Obras de Caridad del Papa.

El evento ha sido organizado por la Limosnería Apostólica, los Consejos Pontificios para la Cultura y para la Promoción de la Nueva Evangelización y la Fundación San Mateo, en memoria del Cardenal Van Thuân.

El Papa los saludó con alegría y les agradeció todo lo que han hecho, hacen y darán por este concierto que los une.

También afirmó que la música tiene esta capacidad de unir a las almas y de unirnos con el Señor de modo horizontal y vertical, porque va hacia arriba y nos libra de las angustias. De la misma manera, añadió Francisco, la música triste nos ayuda en los diversos momentos de dificultad.

Y concluyó agradeciéndoles el bien que hará a todos “un poco de espíritu” en la “especulación material que suele quitarnos la alegría”. De ahí que haya añadido que, como creyentes, tenemos la alegría de un Padre que nos ama a todos y la alegría de poder manifestar la hermandad con todos. Y esta alegría – dijo también el Obispo de Roma – ustedes la siembran ahora con este concierto. Será un concierto para sembrar alegría, no una alegría divertida de un momento, no: la semilla permanecerá allí, en las almas de todos y nos hará mucho bien a todos.

 

Fuente: Radio Vaticano